top of page
Buscar

Romper el ciclo de la infelicidad


 

Lo opuesto al bienestar es el malestar.


Cada vez que te sientes incómodo, tienes sentimientos no deseados y no quieres ir allí, eso es malestar y podemos llamarlo sufrimiento.


Cuando pienso en ser infeliz, pienso en cosas que me han sucedido. Pienso en las inesperadas bolas curvas que la vida me ha lanzado y en cómo nunca estoy realmente satisfecho. Incluso cuando obtengo lo que quiero, el brillo se borra y estoy de vuelta en el punto de partida.


¿Por qué pasó esto? ¡Deberíamos saberlo!


La forma normal en que pensamos es; Soy infeliz, estoy deprimido, estoy ansioso y, natural e instintivamente, miramos hacia afuera para encontrar el problema. Buscamos algo "ahí fuera" como una persona, una cosa, un evento. Es fácil señalar con el dedo y pensar que es por eso que estoy ansioso e infeliz.


Esas cosas no son la razón por la que sufrimos.


Sabemos que estamos experimentando ansiedad y depresión y lo reconocemos. Pero es impactante para nosotros escuchar que otros no son la causa principal. Estamos acostumbrados a creer la teoría de que son mi infelicidad.


Esas cosas "ahí fuera" son simplemente el detonante. El drama, la persona, la situación es el catalizador y no la causa.


Lleva un tiempo comprenderlo porque somos adictos a creer que el mundo exterior es mi problema.


Nadie quiere sentir emociones negativas y a primera vista intentamos erradicarlas. Usaremos cualquier medio, como drogas, medicamentos, bebidas y otras cosas, para distraernos de lo que estamos sintiendo. A menudo, y años después, seguimos sufriendo, incluso cuando el evento ya pasó.


Somos dueños de cada emoción en nuestro cuerpo y con una mente estable podemos navegar esos sentimientos. La mente no está fija. Podemos mejorar nuestra estabilidad mental con herramientas como la meditación de atención plena para relajarnos y controlar la mente. Ésta es la forma más útil de equilibrar las emociones.


La mente con la que nacemos no es la mente con la que morimos. Lo que suceda entre la vida y la muerte depende de nosotros. La mente tiene un potencial increíble, pero lleva tiempo porque la experiencia del sufrimiento es profundamente primordial. Ha estado ahí durante tanto tiempo. No cambiará de la noche a la mañana.


Con la práctica, surge la claridad. Necesitamos saber qué es positivo para la mente y qué es negativo, qué cultivar y qué desechar, al igual que las malas hierbas en un jardín. Una vez que encuentre una mala hierba, debe arrancarla con las raíces. Las malas hierbas crecen tan rápido como los pensamientos negativos y debemos arrancarlas antes de que se apoderen de todo el jardín.


Lo que pasa por la mente es el problema en sí. La ira en sí, la ansiedad en sí, la depresión en sí. Nadie nos implanta esos sentimientos. Creamos esos sentimientos de malestar por la forma en que pensamos sobre la persona, el objeto o el evento.


Necesitamos considerar esa declaración. La forma en que superamos la infelicidad es comprenderla, analizarla dentro de nosotros mismos. En lugar de huir del sentimiento de sufrimiento, lo enfrentamos, lo poseemos, porque lo creamos.


Todo en la vida es impermanente, incluidas las emociones. También pasará.


Para encontrar una solución a un problema, primero debe conocer la causa. Cuando identificas la causa que implica la solución. La causa de nuestro sufrimiento e infelicidad son los patrones de pensamiento negativos. Por tanto, la solución pasa por mejorar nuestros hábitos de pensamiento.


Daniel Troyak es un terapeuta basado en Mindfulness.

Con su apoyo, desempaqueta y desentraña el contenido de la mente.

Aprenda las herramientas para el procesamiento emocional y la curación para que pueda vivir una vida feliz, tranquila y pacífica.


















4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Bình luận


bottom of page